Nos vamos a familiarizar con la palabra «Detox», ¡muy fácil! es la abreviatura de «desintoxicación» o detoxificación. Si cambiamos nuestro hábitos de comida, podemos neutralizar los tóxicos que se acumulan en nuestro cuerpo (hígado, riñones…) y eliminar los que provienen del ambiente (aire, agua, comida…).

Después de una temporada de comidas copiosas, un tratamiento con fármacos, problemas emocionales o estrés, puede ser un buen momento para hacer un cambio de dieta e incorporar en nuestra dieta alimentos que nos ayuden a eliminar toxinas con la finalidad de regenerar el cuerpo y la mente. Los «síntomas Detox» o «crisis de curación» puedes notarlos en ente contexto al eliminar esos tóxicos del cuerpo a través de la orina, las heces, el sudor…¡No te preocupes! eso indica que el cuerpo se reactiva y está realizando una limpieza profunda.

Alimentos a tener en casa

Durante este tiempo de detox, vamos a tener a mano alimentos para «poner a punto» el hígado y para regular nuestro sistema digestivo. El hígado es el principal órgano implicado en la depuración del cuerpo, y los intestinos tienen un papel fundamental en las funciones de limpieza.

Los siguientes alimentos son interesantes para estimular ambas funciones:

  • Alcachofa: contiene cinarina que estimula la producción de bilis y por tanto ayuda a digerir las grasas. Puedes comer las alcachofas: al vapor, en ensalada, en guisos, al vapor,… o sencillamente beber el caldo de su cocción.
  • Espárragos verdes, brócoli: son verduras que ayudan al hígado en sus funciones.
  • Verduras amargas: endivias, escarola.. Puedes consumirlas ligeramente salteadas en una sartén, aliñadas con un poco de aceite de oliva virgen extra, sal marina y unas gotas de limón o un vinagre suave, como el de arroz.
  • Hojas verdes: espinacas, kale, col china, acelgas, berros, canónigos., rúcula .Que no falten a diario. Puedes tomarlas escaldadas, salteadas, crudas o. en cremas o batidos. La clorofila que contienen ayuda a oxigenar tu sangre y a eliminar toxinas como metales y pesticidas del cuerpo. Y por descontado, te aportan fibra ideal para regular tu tránsito intestinal.
  • Brotes germinados:  en general, los brotes de germinados estimulan las enzimas de desintoxicación del aparato digestivo.
  • Verduras fermentadas: remolacha, col, zanahorias, pepinillos fermentados, son alimentos que promueven el bienestar de la flora intestinal, siempre importantísimo.
  • Azukis: las legumbres son excelentes para ayudarnos durante un proceso de depuración, son alimentos limpios y nutritivos, ricos en fibra y en proteinas. Los azukis son un tipo de legumbre muy depurativa del riñón, puedes cocinarla 1 vez a la semana para tenerla preparada, y comerla 3 veces por semana.
  • Frutos del bosque:  por su alto contenido en vitamina C y beta-carotenos. La vitamina C es muy útil para eliminar toxinas del cuerpo mientras que los beta-carotenos aumentan el rendimiento del hígado.
  • Caldos depurativos: apio, nabo, col, que no falten estas verduras en tus caldos vegetales. Puedes combinarlas con zanahoria, calabaza, chirivía…y conseguir caldo ligeros, que puedes condimentar con limón, cúrcuma o jengibre.
  • Infusiones depurativas: contribuyen a aumentar la quema de grasas y el metabolismo en general. Las semillas de cardo mariano regeneran las células hepáticas que han sido afectadas por tóxicos (fármacos, virus, alcohol…). Es ideal tomarlo en forma de infusión. La cola de caballo, el diente de león, el abedul, son plantas que estimulan la depuración.
  • El jengibre: es una potente especia que combate enfermedades, aumenta el metabolismo, elimina residuos y toxinas, protege al hígado y mejora su función. El jengibre es especialmente beneficioso para las persona con una exposición excesiva a toxinas
  • La Cúrcuma: esta especia es uno de los mejores desintoxicantes del hígado del mundo. La cúrcuma asiste en la desintoxicación del hígado trabajando con las enzimas de tu cuerpo para cargar las toxinas fuere de el.
  • Tés: te rojo y té verde, ambos son tés que estimulan el drenaje y la quema de grasas. Son además, muy anitoxidantes.
  • Semillas de chía: añade una cucharada sopara a tus cremas de verduras, cremas del desayuno, bol de cereales, batidos, sopas….Te aportan nutrientes muy regeneradores y sus mucílagos te ayudan a regular el tránsito intestinal. Tienen un efecto saciante, por lo que si durante estos días de detox deseas reducir un poco la ingesta de alimentos, las semillas de chía pueden ayudarte a combatir la sensación de apetito. En ese caso, puedes tomar 2 cucharadas soperas disueltas en un caldo o una crema de verduras, un batido verde o un yogur, por ejemplo.
  • Alga kombu: un sencillo caldo de alga kombu, aliñado con unas gotas de zumo de limón y de salsa de soja, resulta una bebida muy rica en minerales y depurativa. Puedes tomarlo entre horas durante los días de detox.
  • Chlorella: esta alga verde azul mejora la esteatosis hepática o hígado graso. Ayuda a eliminar tóxicos y metales pesados. Puedes tomar 2-3 gramos diarios de la siguiente manera: batido detox, espolvoreado sobre la comida, con una infusión o un caldo.
  •  

Para finalizar, debemos recordar que ninguna de estas alternativas naturales son sustitutas de algún medicamento con previa receta de un médico profesional o un nutricionista certificado.

Una de las cuestiones más determinantes en un proceso para realizar una buena desintoxicación, es definitivamente, llevar a cabo una dieta sana, balanceada y responsable que incluya los macronutrientes que nuestro cuerpo y organismo necesitan.

Además, quiero recordarte que es importante ayudar al cuerpo con ejercicio que te ayude a quemar esos excesos, una dieta adecuada acompañada de ejercicio es una combinación ideal para conseguir resultados.

Posibles síntomas de detox

Los síntomas van a ser únicos para cada persona. En general son leves molestias y temporales que pueden durar entre 1 y 3 días. Todo dependerá de qué situación de salud partes: a mayor toxinas acumuladas, posiblemente experimentes más síntomas detox. Pero ante la duda, si te encuentras mal consulta a tu médico.

Puede que notes:

  • Náuseas
  • Cansancio, tristeza, malhumor…
  • Diarrea, malestar de estómago, flatulencias…
  • Picor en la piel, acné…
  • Cefalea
  • Insomnio
  • Secreción nasal
  • Tos

¿Cómo mantener los síntomas controlados?

Vamos a escuchar a nuestro cuerpo. La detoxificación la haremos progresivamente y despacio. No vamos a forzarnos con complementos si no es bajo la supervisión de un médico.

Bebidas que te pueden ayudar

¡Hidrátate! Toma agua mineral filtrada e infusiones. Las toxinas se eliminan mediante la orina, el sudor de la piel. Necesitamos agua.

  • Bebe agua tibia con limón en ayunas
  • Añade kuzú a tus bebidas, es un excelente probiótico
  • Familiarízate con estas infusiones: té kukicha y té de 3 años con regaliz

Hábitos que promueven la desintoxicación

Esos días nos vamos a cuidar especialmente.

  • Los masajes: son de gran ayuda para estimular el drenaje de la linfa y ayudar con la eliminación de toxinas.
  • Meditación: aquí tienes algunas prácticas guiadas que te ayudarán a tomar conciencia de tu cuerpo. Escuchar relajación regeneradora
  • Respira con conciencia.
  • Cuando te duches repasa tu piel con un guante de crin para activar la circulación y eliminar células muertas.
  • Hidrata tu piel con aceite de rosa mosqueta o aceite de argán.
 
Abrir chat
Pilar Benítez
¡Hola! Si tienes dudas, contáctame por whatsapp