Seleccionar página

Ingredientes

  • 350 g harina de espelta integral
  • 100 g de harina de centeno integral
  • 25 g de semillas de lino molidas
  • 50 g de semillas de lino enteras
  • 350 ml de agua tibia
  • 1 cdita. de melaza de cebada
  • 1 cda. de aceite de linaza (o de oliva virgen extra)
  • 1 cdita. de sal
  • 25 g de levadura fresca

Se hace así

Reserva 25 gramos de semillas de lino enteras para esparcir sobre el pan antes de hornear.

En un bol mezcla las harinas con la sal y agrega las semillas molidas y 25 gramos de semillas enteras.

Haz un hoyo en el centro y añade poco a poco el agua tibia, la melaza de cebada, el aceite y la levadura. Remueve mezclando bien hasta formar una masa.

Tapa con un paño y deja reposar hasta duplicar su tamaño (la levadura fermentará), aproximadamente 2 horas.

Puedes dividir la masa y hacer pequeños panecillos o un pan único. No apretes la masa, haz unos cortes en la parte superior y esparce las semillas de lino por encima.

Colócalos en placa de horno enharinada.

Hornea a 220ºC hasta que se dore, aproximadamente 30 minutos.

De esta receta es interesante que sepas

Al tener mayor cantidad de fibra es más saciante y menos calórico que «un pan blanco». Ayuda a mantener la glucemia en sangre y favorece el tránsito intestinal.

¿Quieres preparas preparar menús saludables y mejorar tus hábitos? El Círculo Radiante te acompaña día a día para que te sientas guiada y aprendas a comer con sentido, te ayudamos a organizarte con tips y trucos sencillos y te motivamos de forma continuada para que no decaigas en tus buenos hábitos.