https://pilarbenitez.com/wp-content/themes/Radiant Seitán: propiedades y beneficios

¿Te gusta la carne pero quieres probar hoy una alternativa? El seitán es un producto derivado del gluten de trigo y que tiene un alto contenido proteico, es asimilable, de fácil digestibilidad y contiene todos los aminoácidos esenciales. A nivel nutricional, es pues, una buena alternativa a la carne.

El seitán se elabora de forma natural y su textura es parecida a la de la carne. Posee un alto contenido en proteínas de buen nivel nutricional. No precisa complemento de cereales o legumbres.

No conviene tomarlo si se es alérgico al gluten, y por supuesto, debe evitarse en casos de celiaquía.

¿Cómo lo cocinamos?

El seitán en la cocina es tan versátil como la carne, y podemos hacerlo a la plancha, estofarlo, hornearlo, saltearlo o empanarlo y freírlo.

Se vende ya cocinado, porque durante su elaboración precisa ya de por sí de una cocción con shoyu bastante larga. Si no pasara por ese proceso, resultaría incomestible. No requiere, pues, que invirtamos mucho tiempo en prepararlo. Con pasarlo por la sartén es suficiente. El seitán se puede cocinar como la carne: se puede freír, se puede estofar, se puede rebozar, etc. Si está bien hecho tiene una textura similar y suele gustar a los niños, por lo que puede introducirse fácilmente como sustitutivo de la carne.

Os adjuntamos una de las muchas combinaciones que podéis hacer con el seitán: Seitán con Cebolla

Digestiones limpias

Entre las virtudes de la proteína vegetal figura el hecho de que deja muy pocos residuos. Las heces están formadas:

  • En una tercera parte por células muertas del intestino
  • Otro tercio lo constituyen restos alimenticios, generalmente fibra
  • Y el tercio restante son bacterias procedentes de la flora intestinal 

Estas bacterias provienen a su vez de la descomposición de los alimentos que hemos ingerido, lo que demuestra la estrecha relación que existe entre nuestra flora intestinal y lo que comemos. La ventaja de la proteína vegetal es que al descomponerse no produce ni putrecina, ni cadaverina, ni otros subproductos que sí genera la descomposición de la proteína animal. En su proceso de descomposición, un animal se pudre; en cambio, un vegetal fermenta. El proceso de descomposición vegetal es, por lo tanto, mucho más limpio, más higiénico, de consecuencias más saludables.

La descomposición en el intestino de la proteína animal produce una serie de bacterias nocivas —en perjuicio de otras poblaciones bacterianas beneficiosas—, que no sólo no ayudan a la asimilación de vitaminas y minerales, sino que, además, generan una serie de residuos más o menos tóxicos que pasan a la sangre durante el proceso digestivo, aumentando el nivel de urea, de nitrosaminas y de otros elementos indeseables que posteriormente afectarán a distintas partes y funciones del organismo.

¿Eres deportista?

El seitán es una alimento vegetal excelente para tonificar los músculos, es, por lo tanto, ideal para consumir por personas muy deportistas que deseen desarrollar su musculatura de forma natural.

Cenas ligeras

Como hemos dicho, el seitán es rico en proteínas y no contiene grasas, se digiere bien (siempre que esté cocinado) por lo que resulta muy adecuado como fuente de proteínas de nuestras cenas ligeras.

¿Quieres preparas preparar menús saludables y mejorar tus hábitos? El Círculo Radiante te acompaña día a día para que te sientas guiada y aprendas a comer con sentido, te ayudamos a organizarte con tips y trucos sencillos y te motivamos de forma continuada para que no decaigas en tus buenos hábitos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad